Alcázar del Rey Don Pedro

Situado al oeste del recinto amurallado y en el punto más alto de Carmona.

Es posible que fuera construido en época musulmana, concretamente en el siglo XII, pero no hay evidencias arqueológicas que lo confirmen. Tiene forma rectangular y está defendido en la parte norte y oeste por un foso.

Se accede a él por un gran arco de herradura apuntado. Dentro del recinto, una vez superada la puerta, se accede al cuerpo de guardia que da paso al patio de armas. Dicho patio compone un espacio rectangular. Contaríamos con tres líneas de muralla. La que cierra el patio, se refuerza con diversos torreones, entre los que destacan la Torre del Homenaje.

En el siglo XIV, el rey Pedro I mandó llamar a artesanos de Sevilla para construir varias torres y una puerta exterior, y también para que ornaran el interior, convirtiendo la fortaleza en un suntuoso palacio. Sin embargo, de las yeserías y columnas de mármol que se instalaron entonces, hoy no se puede apreciar ningún resto en el alcázar.

Las razones de esta destrucción se deben en gran medida a los diferentes terremotos sufrió Carmona en 1.504 y en 1.755. Este último, el llamado terremoto de Lisboa, causó tal deterioro que terminó provocando el abandono del alcázar.

En la actualidad, en uno de sus ángulos se ha construido el Parador de Carmona, que sigue una estética similar a la mudéjar.

Dirección: Los Alcázares s/n

Contacto

Not readable? Change text. captcha txt
0