Puente de las Donadas

La construcción del puente sobre el río Guadalquivir se inició en 1498 ante la necesidad de establecer un nexo de unión entre Montoro y la barriada del Retamar así como entre la Campiña y la Sierra, Andalucía y la Meseta. Probablemente sustituyó a una estructura pontonera anterior a la que aluden algunas fuentes árabes. Construido con piedra molinaza de color rojo, cabalga sobre el Guadalquivir sobre cuatro arcos de medio punto, siendo el central el más amplio de todos.

Los diseños de la estructura corresponden a Enrique Egas, arquitecto de los Reyes Católicos, mientras que de su construcción se encargó el cantero local Pedro Fernández. El puente fue sufragado por el Concejo de la Villa y por algunas doncellas de la población quienes, según una leyenda popular, vendieron sus alhajas para que fuese posible el paso hacia el otro lado del río, de ahí su nombre puente “de las Donadas” o “de las Doncellas”. Junto al paciente discurrir del río y las blancas casas colgadas sobre el Guadalquivir aporta la seña de identidad a la población de Montoro.

Contacto

Not readable? Change text. captcha txt
0