Las Murallas

Las murallas, de las que aún se conservan lienzos, cubos de fortificación y arcos de cimentación romana, abarcan un perímetro de unos 2400 metros y rodean al antiguo barrio medieval de San Juan. Tenían puertas principales de las que se conservan tres: el Arco de la Rosa (o Puerta de Sevilla), la Puerta de Morón (o Castillo de San Pedro), y la Puerta de Carmona en la Ronda de la Alcazaba. La Puerta de Osuna ha desaparecido, y otras secundarias.

El Arco de la Rosa, está formado por un arco de herradura y defendido por dos bastiones de origen almohade. Tras la conquista, el recinto fue casi abandonado. Sin embargo, a efectos de la Bula del Papa Martín V, fue reconstruida esta puerta y algunos torreones, concluyéndose las obras en 1430. En memoria del hecho se colocó sobre la misma el escudo de armas del Papa, en el que aparece una columna (emblema de los Colonna, familia a la que pertenecía el Pontífice), bajo el orbe y las llaves.

Contacto

Not readable? Change text. captcha txt
0